25 nov. 2014

Bund cake muerte por chocolate. El pastel de chocolate más intenso del mundo mundial.

No hay duda de que hay postres que cuando los preparas piensas en alguien: los buñuelos, mi cuñado; la tarta de manzana, mi marido; las tortitas, Adrià ...

Pero desde la primera vez que vi éste en el blog de mi amiga Virginia, sabía que este postre era para mí. Porqué me gusta el dulce, pero creo que no hay nada que gane al chocolate y si el bund cake tiene este nombre: "muerte por chocolate" todavía más.

Si te atreves tienes que estar seguro de que las personas que lo vayan a comer sea forofas del chocolate porqué no es para términos medios. Es too much!!Chocolatoso total!!



Ingredientes: 

Para el cake: 

-330 ml leche entera 
-220 gr. de azúcar blanco molido 
-175 gr. de azúcar moreno 
-1 cucharadita de extracto de vainilla 
-250 gr. de mantequilla sin sal 
-200 gr. de chocolate 70%, cortado a trocitos
-1 pizca de sal 
-2 huevos a temperatura ambiente
-265 gr. de harina bizcochona
-35 gr. de cacao en polvo
- mantequilla y cacao para engrasar el molde. 

Para el glaseado de chocolate: 

-200 gr. de chocolate 70% especial para cobertura (o más suave si no te gusta tan fuerte)
-100 gr. de mantequilla a trocitos
-90 gr. de glucosa líquida
-1 cucharadita de aceite de girasol 


Preparación: 

El primer paso, como siempre, será precalentar el horno. Lo ponemos a 160º con calor arriba y abajo.

Engrasamos nuestro molde, ya sea con spray antiadherente, o con mantequilla (como se ha hecho toda la vida). Hay que hacerlo a conciencia, ya que es importante que luego se desmolde todo perfectamente. Después, en vez de harina, lo espolvorearemos con cacao y así nos evitaremos que el pastel nos quede blanco por fuera.  

Empezamos preparando el cake, y en un bol grande mezclaremos la leche y los dos azúcares, hasta que estén disueltos. 

En otro bol mezclamos la harina, la sal y el cacao y lo tamizamos. 

En otro recipiente ponemos la mantequilla y el chocolate y lo deshacemos al baño maría a fuego medio. Lo vamos mezclando suavemente. Cuando se haya convertido en una crema homogénea, lo dejamos entibiar. 

Cuando esté atemperado añadiremos los huevos de uno en uno, mezclando bien después de cada huevo, pero sin batir. Y a continuación le añadiremos la cucharadita de extracto de vainilla.

A continuación mezclamos la leche y los azúcares a la mezcla de chocolate, removiendo con cuidado de no crear espuma. 

Incorporaremos la mezcla de harina y cacao, en tres veces, y removeremos hasta que sea una masa sin grumos. 

Vertimos nuestra masa en el molde, cuidando de cubrir todos los huecos y lo llevamos al horno, durante una hora o una hora y diez (dependerá de vuestro horno). 

Cuando lo saquemos del horno lo dejaremos enfriar entre 10 y 15 mínutos. A continuación le daremos unos golpecitos y lo ayudaremos a desmoldar. Le damos la vuelta y sacamos nuestro molde. Lo dejaremos enfriar totalmente. Es el mejor ambientador del mundo mundial, no sabéis que olorcito deja en casa!!


El glaseado: 

Ponemos el chocolate y la mantequilla troceada y la glucosa (que no veáis lo pegajosa que es!!!) en un recipiente mojado (para que no se enganche la glucosa) al baño maría. Lo ponemos a fuego medio y vamos removiendo hasta que esté totalmente deshecho, y entonces añadiremos una cucharadita de aceite de girasol, para que sea más fácil de aplicar. 

En una rejilla colocamos nuestro cake y vertemos el glaseado a nuestro gusto. 

Y ahora os pregunto .... os atrevéis?!? Ya me contaréis!!

I.

5 comentarios:

  1. Mamma mía Inés!!! A pesar de que debo reconocer que me gusta el chocolate en su justa medida, este cake tiene una pintaza increíble! Y las fotos acompañan la idea de que se trata de una dulce tentación! Por cierto, vaya descubrimiento el blog de tu amiga Virginia... que fotos más espectaculares! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anna!! La verdad es que está delicioso!! Y Virginia es una fuera de serie!!

      Besos.

      I.

      Eliminar
  2. Inés... esto es no apto a partir del mes de marzo, jajaja. Sino... no hay quién se plante el bikini! Me lo guardo para hacerlo un día de estos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, bueno ahora que ya nos podemos poner los abrigos, es cuestión de probarlo!!!

      Besos.

      I.

      Eliminar
  3. Tiene una pinta tan estupenda, que dan ganas de comerse la pantalla, si hasta me parece notar el olor a chocolate. Es de los comerse hasta las migas. El día que me decida a hacerlo tendré que tener invitados, que soy capaz de zampármelo yo solita y quedarme tan a gusto.

    Un besazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Gracias a ti todavía estoy aquí!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...