30 abr. 2015

Merengues y traumas

Que malos son los traumas infantiles!!!

Lo reconozco, hice sufrir mucho a mi madre cuando era pequeña, porqué no era de probar comidas nuevas y de comer solamente lo que me gustaba. 

Aún recuerdo a la Sra. Fof (la cocinera del colegio) cargada con platos a rebosar de fideos a la cazuela!!! 30 años me costó volver a comerlos, y no es una exageración, es real!!! Horas pasaba delante de aquel plato que a mi se me asemejaban más a gusanos pegajosos que no a un plato que ahora me resulta delicioso. 

Pues algo parecido era mi relación con los merengues. No recuerdo el origen pero era aversión total (igual que las torrijas que he redescubierto este año!!) Cuanto tiempo perdido!!!

Eso no quiere decir que sea capaz de comerme un merengue de los grandes, pero uno de estos suspirillos, pues la verdad es que son muy agradables de comer.  


*


Ingredientes:

- 2 claras de huevo 
- 125 grm de azucar glas  
- una pizca de sal 
- colorante alimentario (yo usé el rojo) 

Colocamos las claras de huevo y la pizca de sal en un bol bastante grande y con las varillas de la batidora las montamos a punto de nieve. 

Cuando ya estén subidas vamos añadiendo el azúcar glas poco a poco y sin dejar de batir. Tenemos que conseguir una mezcla brillante y espesa. Añadimos unas gotitas de colorante y seguimos batiendo. 

La prueba de fuego os dirá si el merengue está listo o no. Le dais la vuelta al bol y veréis que vuestra masa sigue en su sitio sin moverse. Ese es el punto que necesitamos. 

Luego sencillamente hay que llevarlos al horno con la ayuda de una manga pastelera. A 120º durante diez o quince minutos serán suficientes si os gustan blanditos por dentro. Siempre dependerá del tamaño. 

A que son fáciles de hacer?!?!

Y en un bote bonito y con lazo ya tenéis un detalle casero para regalar. Os recuerdo que el día de la madre es el domingo!!!

Feliz fin de semana a todos

Inés. 

2 comentarios:

  1. que pintaza!! si te digo la verdad nunca los he probado... me gusta verlos pero no me ha llamado la atencion, creo que deben ser demasiado dulces, no se... en Tossa hay una pequeña cafeteria de toda la vida y en su aparador tienen un monton de merengues de todo tipo, es super acogedora, de toda la vida, del poble... y siempre que vamos allí es visita obligada. Pues la próxima, los pruebo!! jejejeje... y para el dia de la madre, no se, estos hombres mios no son muy detallistas :(

    ResponderEliminar
  2. Que fotos tan preciosas!!si es que tus comidas siempre son tan fotogénicas que entran por los ojos!tu buen gusto es exquisitooo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Gracias a ti todavía estoy aquí!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...