17 dic. 2018

Corona navideña de chocolate

Os acordais que os comentaba hace un es que empezaba a organizar cosas de Navidad, que no quería que este año me pillara el toro?? Pues este año y sin que sirva de precedente, ya tengo casi todos los regalos, el menú elegido, las decoraciones preparadas, vaya que estoy que no me lo creo ni yo. 

Aprovecharemos esta semana para acabarlo las cositas que han quedado sueltas y entraremos en la cocina, que es de las partes más divertidas. 

El mes de diciembre es unes bastante ajetreado, cenas de empresas, cenas con amigos, y este sábado tenemos una comida en casa con muy buenos amigos, y estoy pensando en el postre. Que tal esta corona de chocolate?? 

No es difícil de hacer, pero si entretenida ya que hay que dejar levar unas tres veces. 






Ingredientes:

Prefermento:
135 gr de harina de fuerza 
75 gr de agua 
5 gr de levadura fresca

Masa: 
el prefermento 
400 gr de harina de fuerza 
75 gr de azucar 
120 ml de leche 
120 gr de mantequilla blanda 
3 yemas de huevo 
una pizca de sal 

Relleno: 
50 gr de azúcar 
80 gr de mantequilla ablandada 
3 cucharadas de cacao en polvo 

Para decorar: 
almendras laminadas











Para hacer el prefermento añadimos los ingredientes en un bol, los mezclamos bien y los dejamos reposar en un sitio que no haga frío y que no tenga corrientes de aire, hasta que doble su tamaño. El mío tardó más o menos 40 minutos. Sencillamente, empecé muy temprano, en la mañana, y hacía fresquero en casa. 




Cuando nuestro prefermento haya levado lo llevamos a un bol grande y vamos añadiendo el resto de ingredientes, menos la mantequilla, y mezclando muy bien ya que es una masa espesita. Amasamos dos minutos, y lo dejamos reposar diez minutos. Esta secuencia la usaremos tres veces para que nuestra masa quede más fina.

Ahora es el momento de añadir la mantequilla en tres veces. Es la parte pringosa de la receta, ya que se tiente que incorporar en la masa. Amasamos constantemente hasta que nuestra masa sea elástica y supere la prueba de la membrana. Solo tienes que coger un pedazo de masa y estirarla entre los dedos y comprobar que no se rompe, sino que es elástica. 

Cuando llegamos a este paso, metemos la masa en un bol con aceite y la tapamos con film y un trapo en un lugar calentito. Dejamos levar hasta que doble el tamaño. 

De mientras, y para aprovechar el tiempo podéis ir haciendo el relleno. Sencillamente mezclamos los ingredientes en un bol y lo reservamos. 

Cuando veamos que nuestra masa ha levado lo suficiente, la llevamos a la encimera y la apretamos bien con las manos para que salga todo el gas que tiene la masa. 

Pasamos el rodillo para formar un rectángulo, yo recorté los bordes para que quedara perfectos, intentando que tenga el mismo espesor por todos los lados. 

Añadimos y extendemos el relleno dejando los laterales limpios para poder cerrar nuestro rollo. Cuando ya tenemos el relleno bien extendido enrollamos nuestra masa (desde uno de los laterales más largos) para que nos quede "un churro" gigante. 

Con un cuchillo bien afilado y con mucho cuidado porque es muy pringoso lo cortamos longitudinalmente y lo trenzamos. Cerramos en forma de circulo, intentando que quede lo mejor cerrado posible para que no se abra durante la cocción. 

En una bandeja con papel de horno ponemos nuestra trenza la pincelamos con mantequilla derretida y la espolvoreamos con almendras laminadas. La tapamos con film y con un trapo y la dejamos levar hasta que doble el tamaño.

Precalentamos el horno a 200 grados. 

Cuando ya esté levada la llevamos al horno durante 25 minutos vigilando para que no se dore demasiado. La sacamos y la dejamos enfriar antes de darnos el festín de nuestra vida. 




Esta receta está basada en la trenza de frambuesas de Miriam de El invitado de invierno.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...