23 mar. 2016

Las torrijas, esas grandes desconocidas.

Las torrijas!! esas grandes desconocidas, al menos para mi. 

Y si, hace solo una año que las probé, si me viera mi madre!!

Y es que con las torrijas siempre he tenido una aversión visceral, era ver a mi madre comprando pan de "máquina" y entrarme todos los males. 

Cuando la veía en la cocina, con la canela y el limón parecía la niña del exhorcista intentando entrar en una iglesia. 

Pero todos nos hacemos mayores,  a mi solo me ha costado 43 años, jiji. Y el año pasado me decidí a probarlas en un restaurante de confianza. 

Madre del amor hermoso!! Cómo se puede ser tan ignorante!! Cómo pueden estar tan ricas las torrijas!!!??

Así que para que no os pase como a mi, hoy os traigo mi versión de las torrijas. Las de siempre, las de toda la vida. 




INGREDIENTES: 

-1 barra de pan de "maquina" (espeso) del día anterior
-700 gr. de leche
-100 gr de azúcar
-1 ramita canela
-corteza de un limón (lo blanco no, que amarga)
-corteza de una naranja (igual que el limón, lo blanco no)
-2 huevos
-aceite girasol
-azúcar para decorar

Llevamos la leche a ebullición, junto con el azúcar, la canela, la cáscara de la naranja y del limón. 

La apartamos del fuego y la dejamos entibiar. 




Cortamos nuestras barra de pan, en rebanadas de unos dos dedos de grosor (nos gustan gorditas!!)

Ponemos la leche emulsionada en un bol grande y vamos sumergiendo las rebanadas de pan, hasta que queden bien empapadas, pero vigilando que no se quede demasiado blando. 

Ponemos la sartén al fuego, con el aceite, a temperatura media

Las vamos poniendo en una bandeja, y cuando las tengamos todas, y mientras calentamos el aceite, le echamos por encima la leche sobrante. 




Batimos los huevos y rebozamos nuestras torrijas en él. 

Cuando el aceite esté caliente, vamos friendo las torrijas de dos en dos, para que no se nos enfríe el aceite. 

Cuando estén torraditas las sacamos de la sartén y las ponemos encima de papel absorbente. 




En ese momento las espolvoreamos con azúcar y ya podemos servirlas. 

El único problema de este postre es no poder parar de comerlas, jaja




Espero que os gusten. Y felices vacaciones a todos. 

Inés. 

1 comentario:

  1. Entré a leerte porque vi una foto espectacular espolvoreando azúcar y me quedo con tu receta. Cualquier día me pongo a ellas que siempre se me olvidan y es un postre bien bueno! Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Gracias a ti todavía estoy aquí!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...